Integre a su empresa un Sistema de Gestión de Calidad mediante la implementación de OPUS® con todos sus alcances.

Cualquier empresa productiva, pone en marcha  diferentes procesos de producción y control de recursos que son aplicados por el personal necesario para la obtención de bienes o servicios. La industria de la construcción no es la excepción; los procesos, desde la elaboración de presupuestos y programación de obras, pasando por la planeación, ejecución y administración de recursos, son fundamentales para una eficiente operación del sistema.

La mayoría de las constructoras utilizan aplicaciones informáticas (OPUS®, Excel®, entre otras) para llevar a cabo la administración parcial de algunos procesos. Inclusive algunos procesos se desarrollan en una plataforma (OPUS® para presupuestar por ejemplo) y otros en una plataforma diferente (Excel® para registrar las compras) cuyo éxito se basa solo en el talento de las personas; sin embargo,  la administración de la construcción debe entenderse como un sistema, donde es conveniente articular los procesos  parciales bajo una visión integral de gestión de calidad.

La flexibilidad de Opus permite su utilización parcial en distintos procesos o, de manera integral, como todo un sistema.

Cuando se tiene la convicción de conciliar los procesos parciales en un Sistema de Gestión de Calidad, no es suficiente dominar OPUS®; se hace imprescindible su implementación, entendida como el diseño de un protocolo que permita instrumentar OPUS® (Módulo 1, Módulo 2 y Módulo 3) con los procesos actuales de una empresa constructora en particular. Dicho protocolo contempla desde la instalación tecnológica del software (según las necesidades de cada empresa), la capacitación del personal por roles (con certificaciones individuales), incorporación de documentos de control y comunicación dentro del sistema, hasta las adaptaciones de los procesos actuales al sistema Opus y del sistema a los procesos sustantivos de la constructora. Nuestra visión integral de la implementación es:   Unir sin confundir y distinguir sin separar.


​En ADI Consultores sabemos hacerlo.